820f3656-71f6-3544-81c3-2f4cafc20ee5

Dicen que nada de lo que es sigue
Y nada de lo que acontece va
Susurran que la vida es un gran abrazo en llanto de amapola
Cuentan que al amanecer las almas se encuentran todas
En delicada armonía
Los recuerdos son niebla
Las caricias, violeta
El sabor, capuchina
Que en pájaro de paraíso se transforma.

 

Tememos a los cazadores de flores
Grandes sombreros de copa
Que renacen en los verdores
Del musgo que no se amontona
Las palabras aladas encuentran en el salitre
Su salida más permeable
No hay en las nubes más que mensajes
Las lluvias en cúmulos internos se exploran solas.

Donde la vida acontece todo es un desde dónde
Hacia donde amar las luces es com-prender
Que la sombra es su proyecto y no la oscuridad.
Verla,
Comer botones de rosas,
Escupir sus espinas
Y danzar, danzar lo estridente como si nada fuese inmutable.
El baño de muchedumbre abraza mas repele
En el agua del ser se entromete, se entreteje la memoria de los hombres.

Querer abrazar al amar es entregarse al sostén tenue de las algas errantes.
Delfos en prisión exhala la belleza entera recobrada
Y el mundo se da la vuelta
La dicha se presenta en la ventana
Y afloran las cadenas desatadas
La mar recobra su esencia
Y sin dientes, sin cabello, sin piel,
Se entrega y color de luz amanece una vida renovada.

Perseo de traje de luna recobra el equilibrio de entre el ente, la mente, la lente
Y con lentitud alegre saborea el horizonte.
Grande, extenso, salubre, salado y sostenido en partitura celeste
Arriba y abajo ya no se sostiene
Es razón ecuánime de mantra en manta de perseidades.

La ropa toda tendida
La piel perlando su nuevo estigma
Recuerda el estilo y olvida el polen de los sueños que en la materia
se fecundan, disgregan y saltan y sueltan y sanan
Sin salmo
Sin saldo
Nacen, simplemente auténticos
Sonoros sentidos salivando.

Siente, sostén y sé
sopla el viento en la sien
de los que saben
que se estila
ser.

#mujerdepalabra
Arte: Sammy Slabbinck