820f3656-71f6-3544-81c3-2f4cafc20ee5

Todo siempre empezó al margen,
El sendero trazado, las palabras
En marcas de amapola
Arraigadas a la tierra por supervivencia
Vuelos horizontales en diecinueves de humos de alma
Paraísos internos de sostenidas huidas
Artificiosos salir pitando, que no me pillen intelectualizando
El abismo de una soledad en cada esquina
Si me evado por aquí, me salvaré por allá
Pero aparece, siempre, cuando pensar es molino de agua
Constante que nutre el fuego del humanista
Y todo vuelve, en cíclica esfera expirando espirales
Que se vuelven líneas, siempre al margen, siempre contenidas
En continentes diferentes, viajes de mente a corazón, punto
Corazón a mente, y aparte
Bibliotecas en la calle de en frente mirando bibliotecas en todas
Las paredes
La didáctica de los tubos, cuando caes en la marmita.

Un encontrar que se vuelve búsqueda del aquí, del ahora.
Se abren todas las cajas bien ordenadas, se vuelven a amontonar los datos
No había con quién compartir tanto nebuloso fructuoso café solo
Sin azúcar, impepinable sine qua non, en ensaladas de frutos secos
Evitando la indigesta noche, la otra, ésta es arte.
Ahora toda la esencia vuelve y se hace materia y se expanden los datos
Con sus alas que revolotean alegres.

No hay arriba, ni abajo, Elpis en nohermética danza baila
Los pasados en futuros de creación
Los nombres, las fechas, los conceptos
Cuántos idiomas existen en Babel para hablar al final
De modo
De unión
De línea, en punto, en expansión de universo
Esperantos de conexiones que viven por sus diferentes senderos
Todos cruzados en escuelas de mirada
Estés donde estés, la vida se materializa en experiencia
Mas para no forzar las líneas del vivir en compartir que late
En peso
Para no amordazar el reloj de arena
Las cuentas de los ojos vivos hablan desde la extensa teoría
Mas recuerdo que la teoría vibra desde la experiencia
Vasos comunicantes de laboratorios suspendidos
De teatros de objetos, lugares para delegar la energía
Toda

Devolver en luz de entrega todo lo cosechado de raíces que se extienden
Tantas que la tierra se vuelve cielo y el cielo hoja en blanco
Espacio de los márgenes donde acontecen los cambios
Agora sí, el hogar es cueva de sentir, es piel con piel
Es lucir sal en soberanas lenguas olvidadas y nuevas en sol
De lunas de tiempos
de embriagado abrazo
de letras
de pensamiento
de teoría
de corazón
de creación
Al margen de lo establecido.

#mujerdepalabra
#lahilanderadehistorias

Arte: She Wore Her Heart On Her Sleeve – Copyright 2017 Trudi Sissons Two Dresses Studio.