820f3656-71f6-3544-81c3-2f4cafc20ee5

Un día aparecieron los sueños, enhebrados todos, collar de enfiladas sonrisas. Venían a cobrar su deuda de condimentadas esperanzas. Durante décadas habían aflorado sin salpimentar en papeles en blanco, pinturas, caricias, miradas y expectativas. Jamás completos, siempre fragmentados, mordidos.

Parcelas de horizontes despejados, hoy se encontraban de golpe todos presentes -toc toc toc- luminosos y relucientes, lamidos, combinados, constatados.
De pie, la mano tendida con la palma encielada y soleada nariz se visten de trajes tejidos por largas noches de insomnio en telares absortos.

Teatros de miel, manos de tallas variables en alegría constante, mesas con numerosos cubiertos, viajes ilimitados, amor en recorridos librescos y ojos cerrados que (se) ven.

Uno a uno al rendez-vous de la calle de la dicha, preparados para ser cuidados, acompañados, construidos en cimientos robustos tras su alumbramiento. Porque bien sabe sueño materializado no ser final de viaje más bien simiente de sabor en sentir creciente.

#mujerdepalabra
#lahilanderadehistorias

Arte: Sebastián Delgado